Inmaculada Lozano García y María del Carmen Martínez Lorenzo son dos alumnas del Curso de Acceso a Ciclos a las que hay que felicitar por el esfuerzo que están llevando a cabo y por la decisión de incorporarse a la vida académica después de años apartadas de ella.

Inmaculada tiene 49 años y dos hijos de 30 y 26 años. Cursó la antigua EGB y al no acceder a los ciclos sin el graduado en Educación Secundaria, ha dado el paso de incorporarse al curso, en el que está obteniendo muy buenos resultados, fruto de su constancia, cualidades e inteligencia.

María abandonó los estudios en 3º de ESO, ha estado ayudando en el bar de la familia y tiene un hijo de 6 años. Progresa porque hay una labor constante que da su fruto, y se las ingenia para tener tiempo, un tiempo que ha decidido que sea para su formación, pues en ella ve la posibilidad de un futuro laboral que responda a su vocación, relacionada con a atención a personas, sin tener claro aún el ciclo que quiere cursar.

Compaginar estudios y vida familiar no es fácil. Y aunque al curso se viene cuatro horas diarias de 9,15 h a 13, 45 h , hay que hacer un gran esfuerzo personal y familiar para poder asistir.

Estudian y realizan las tareas diarias con un rigor que nos indica el interés por acceder a un ciclo, comprenden que puede ser una oportunidad preciosa para ellas y un reto personal de superación.

Casi finalizando ya el segundo trimestre, les damos la enhorabuena y destacamos el avance que Inmaculada ha hecho en el uso de las nuevas tecnologías, pues algo tan cotidiano para todo nuestro alumnado, no es tan sencillo para quienes han estado apartados del mundo estudiantil durante largo tiempo.

Todas nuestras alumnas del CAC merecen nuestro apoyo y esfuerzo, pero hemos querido destacarlas a ellas por su faceta de madres estudiantes y por sus horas de estudio diario.

Nuestro reconocimiento a todas las alumnas madres y a todos los alumnos padres de este instituto.