Los grupos de 2º de E.S.O. A y B del I.E.S. Pedro Jiménez Montoya, han llevado a cabo una excursión, que incluimos dentro de una serie de visitas que queremos realizar, en las que el conocimiento de lo más cercano, la alimentación saludable, la actividad física y el empleo de la lengua extranjera para nombrar lo que vemos, son los principales objetivos de las mismas.

Los idiomas extranjeros, han llegado a nuestra comarca, principalmente la lengua inglesa y francesa, con aquellas personas que han venido desde otras partes de Europa sobre todo, y que han adquirido vivienda aquí. Nuestro alumnado tendrá que saber desenvolverse en situaciones en las que, de una forma u otra, tengan que dar a conocer su entorno, ya sea una empresa, una localidad o una ruta.

En estos recorridos van viendo por primera vez, en la mayoría de los casos, lugares de gran belleza, que desconocían, a tan sólo unos kilómetros.

Al mismo tiempo, observamos hábitos alimentarios mejorables en algunos de ellos, como la ingesta excesiva de golosinas, refrescos, bollería, dulces, y desde todas las materias queremos implicarnos como un refuerzo al área de Educación Física, pues es mucha la labor que se debe llevar a cabo. Cuidar lo que se come, a la vez que se realiza actividad física, es un punto que vamos a abordar entre todos.

En este instituto queremos que el alumnado conozca bien las comarcas de Baza, Huéscar y Guadix, como una parte más de la actividad extraescolar y que puedan utilizar la lengua extranjera y la lengua materna para resaltar lo mejor que hay en ellas.Y por supuesto, crear conciencia de la necesidad de proteger estos parajes singulares e intentar cuidar nuestro cuerpo y mente conociendo aquello que nos puede perjudicar, mientras vamos recorriendo la zona.

Hemos aprendido mucho y se han compartido momentos increíbles en la Asociación Esperanza, que lleva a cabo una labor imprescindible con personas que vienen desde Campo Cámara, Caniles, Cortes de Baza, Cúllar, Baza, Benamaurel, y otros pueblos, y que encuentran en este centro una atención a sus necesidades e incluso en algunos casos, un puesto de trabajo en Integra. Aquí hemos podido ver cómo preparan los productos, en concreto, la conserva de pimiento asado y tomate, cuando llegamos a sus instalaciones.

Gracias por las horas que nos habéis dedicado. Probablemente, estos alumnos y alumnas asistan a la transformación de una comarca y conocerla y amarla es el primer paso para cuidar de ella, ante los riesgos que puede entrañar su desarrollo turístico. Tomar conciencia de todo ello es parte también de la labor que hoy hemos llevado a cabo, en un día soleado del mes de febrero. Mañana divertida y bien aprovechada que se completará con la labor dentro del aula de forma interdisciplinar. Lugar para la reflexión de todo lo aprendido, pues para las profesoras acompañantes, observar a los alumnos fuera del aula nos proporciona una información de gran valor y nos da elementos motivadores y muy concretos para el trabajo en clase.